La Cadena de Suministro y la Creación de Valor

¿Qué es exactamente el valor? Una definición popular va en la línea de que el valor es “lo que el cliente está dispuesto a pagar”. Si bien esta definición es fácil de entender, quizás representa una perspectiva puramente “transaccional”, un intercambio que tiene lugar entre un proveedor y el cliente y que mide el valor a través de los atributos del producto. Sin embargo, para comprender el concepto de valor, debemos ir más allá de la perspectiva transaccional.

En el contexto de la cadena de suministro y las operaciones, el término valor se usa a menudo como prefijo. Hablamos de cadenas de valor o flujos de valor que consisten en procesos, que a su vez consisten en actividades o tareas. Las actividades frecuentemente se clasifican como: actividades de valor agregado o actividades sin valor agregado. Las actividades que no agregan valor se caracterizan por ser un desperdicio (MUDA, en la filosofía Lean). Al reducir el desperdicio, aumentamos el valor y mejoramos el flujo hacia el cliente. De allí la importancia de la filosofía Lean y el sistema de producción de Toyota para la gestión de la cadena de suministro y las operaciones.

En una cadena de suministro hay diferentes eslabones. Por ejemplo, podemos pensar en proveedor, empresa de manufactura o transformación y cliente. Las materias primas se transforman progresivamente en el producto terminado que el cliente está dispuesto a comprar pagando un precio. El valor se crea progresivamente desde el proveedor hasta el cliente. Luego, cada parte está capturando valor en diferentes fases del proceso. La captura de valor es uno de los objetivos fundamentales de toda empresa.

Desde esta perspectiva, la creación de valor es un proceso y, como todo proceso, tiene una entrada, una transformación y una salida. La transformación es donde se crea o agrega valor. La verdadera esencia del valor es la transformación. La acumulación neta de valor a lo largo de toda la cadena de suministro es lo que el cliente final está dispuesto a pagar.

El valor es un concepto fundamental en la dirección de empresas y en la gestión de la cadena de suministro en particular. Es importante definir el valor en su sentido más amplio. El valor trata de la transformación que está ocurriendo de principio a fin a lo largo de una cadena de suministro. Si bien un cliente final paga por el producto terminado, hay muchas otras empresas y procesos que actúan como clientes intermedios que obtienen versiones intermedias del producto y agregan sus propias transformaciones, como parte de construir el valor definitivo (hacia) el producto final.

Conoce nuestroDiplomado en Cadena de Suministro y Logísticaque inicia próximamente.

También te puede interesar

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

¿Qué necesitas?

Welcome back, we miss you

What do you need?

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?