Comprendiendo las 10 Habilidades Claves del Foro Económico Mundial

En este primer trimestre de 2020 comenzamos la temporada 1 de nuestros webinars dedicados a las 10 habilidades claves del 2020, según el Foro Económico Mundial (World Economic Forum – WEF). Los primeros dos webinars estarán relacionados a las habilidades de gestión de personas y creatividad. Pueden ver las fechas en el siguiente enlace de nuestros Eventos.

Con la avalancha de nuevas tecnologías y nuevos comportamientos de los consumidores, muchos puestos de trabajo están cambiando muy rápidamente y otros muchos nuevos puestos de trabajo se están creando. Según los expertos, seremos reconocidos como buenos profesionales en función de las habilidades que poseamos. Pero, ¿cuáles son esas habilidades? A continuación, presentamos una breve descripción de las diez (10) habilidades claves del 2020, con base en las definiciones dadas por los expertos e investigadores del WEF.

  1. Solución de problemas complejos: Esta habilidad es definida por el WEF como la capacidad para resolver problemas novedosos, en entornos complejos del mundo real. ¿Y eso qué significa? Se trata de tener la capacidad mental para resolver problemas que nunca antes habíamos visto, y poder resolverlos en un entorno que cambia a una velocidad vertiginosa y se vuelve cada vez más complejo. Piense, por ejemplo, en el cambio climático, la pobreza, el déficit de talento, o las amenazas a la seguridad. Como se detalla en el informe, los encuestados esperan que más de un tercio (36%) de todos los trabajos en todas las industrias requieran la resolución de problemas complejos como una de sus habilidades principales.
  2. Pensamiento crítico: ¿qué implica realmente el pensamiento crítico? La respuesta es: lógica y razonamiento. El pensamiento crítico implica ser capaz de usar la lógica y el razonamiento para plantear un problema, considerar varias soluciones al problema y analizar los pros y los contras de cada enfoque. Aunque la inteligencia artificial pueda apoyarnos en estas tareas, las organizaciones verán a los pensadores críticos como altamente empleables y un puesto de trabajo bienvenido en cualquier equipo.
  3. Creatividad: Las nuevas tecnologías y nuevas formas de trabajo están creando inmensas oportunidades para las organizaciones. Sin embargo, para tomar una ventaja de dichas oportunidades, los empleados y colaboradores tendrán que ser más creativos en el diseño y la ejecución de nuevos productos, servicios y/o modelos de negocio. El WEF predice que la creatividad se convertirá en una habilidad clave en el futuro. Es importante destacar que los expertos reconocen que la creatividad no es del dominio exclusivo de los artistas (músicos y escritores). Una de las prácticas / habilidades recomendadas es la capacidad de conectar información aparentemente dispareja y unirlas para presentar algo novedoso.
  4. Gestión de Personas: Sin importar cuántos puestos de trabajo se automaticen y cómo la inteligencia artificial pueda afectar dichos puestos de trabajo, los empleados y colaboradores siempre serán el recurso más importante de las organizaciones. Por lo tanto, es fundamental que en este cada vez mayor entorno digital, los managers y líderes de equipos sepan cómo motivar a las personas, maximizar su productividad y responder a sus necesidades. Ser un buen manager tiene mucho que ver con inteligencia emocional, saber delegar y saber desarrollar su propio estilo de gestión.
  5. Coordinando con otros: La colaboración es crucial en cualquier entorno de trabajo. Esto es algo que los humanos son aún mejores que la inteligencia artificial y los robots. La coordinación y colaboración con otros en el lugar de trabajo implica la producción de resultados en equipo, con trabajadores que aprovechan las fortalezas de sus colegas y se adaptan con flexibilidad a las circunstancias cambiantes. La coordinación con otros implica fuertes habilidades de comunicación, una conciencia de las fortalezas y debilidades de otras personas, y poder trabajar en entornos de gran diversidad cultural.
  6. Inteligencia emocional: Los expertos consideran que, en general, las habilidades sociales como la persuasión, la inteligencia emocional y la enseñanza a otros, tendrán una mayor demanda en todas las industrias. Travis Bradberry explica que la inteligencia emocional es ese “algo” intangible que nos ayuda a sintonizar el caleidoscopio de las emociones humanas, y mide cuán expertos somos para ajustar nuestro comportamiento dependiendo del estado de ánimo de un colega, pareja, miembro de la familia o incluso de nuestros propios sentimientos internos. Es una habilidad que es particularmente importante para los managers y líderes.
  7. Juicio y toma de decisiones: Otra de las habilidades claves será la capacidad de emitir juicios acertados y tomar decisiones. Esto no es sorprendente, teniendo en cuenta el gran volumen de datos (Big Data) que las organizaciones ahora pueden capturar y analizar, y la creciente necesidad de empleados y colaboradores que puedan examinar los números, encontrar información procesable y usar datos para definir la estrategia y las decisiones comerciales. Los expertos avisan de la importancia de sentirse más cómodo con los datos y las herramientas y tecnologías para el procesamiento y análisis de los datos.
  8. Orientación de servicio: Se define como la capacidad de buscar activamente formas de ayudar a las personas. Para ello, es fundamental tener una gran orientación al servicio, centrarse en el cliente y anticipar cuáles serán sus necesidades en el futuro. En particular, los expertos avisan de la importancia de anticiparse a los nuevos valores de consumo y traducirlos en ofertas de productos. La orientación de servicio implica entrar en la mente de los usuarios y pensar en lo que valoran y en lo que no les gusta.
  9. Negociación: Con la posibilidad de que los robots puedan infiltrase cada vez más en los entornos de trabajo, las habilidades sociales serán más importantes que nunca. Una de esas habilidades es la capacidad de negociar con los colegas, los managers, los clientes, los proveedores. La negociación ocupará un lugar destacado en la lista de habilidades directivas y sociales requeridas.
  10. Flexibilidad Cognitiva: La flexibilidad cognitiva se trata de ser una gimnasta mental. Si piensa en su cerebro como el piso de una gimnasta, e imagina todos los diferentes aparatos (por ejemplo, los anillos, barras paralelas y barra de equilibrio) como las diferentes formas de pensar (por ejemplo, el cerebro creativo, el cerebro matemático, el cerebro de pensamiento crítico, etc.) – la flexibilidad cognitiva es la rapidez (y facilidad) con la que puede balancearse, saltar y girar de un lado a otro entre diferentes sistemas de pensamiento. Los expertos recomiendan aprender cosas nuevas y, en particular, aprender nuevas formas de pensar. Aprenda un instrumento, baile hip-hop o pruebe suerte en una clase de arte. Si no sabe de economía, lea diarios o revistas de economía. Expanda sus intereses. Su carrera profesional (y su cerebro) se lo agradecerán.

 

Fuentes:

 

 

Unikemia es una institución educativa que ofrece programas especializados en formatos flexibles e interactivos.