LAS 7 CLAVES DE ÉXITO PARA CONSTRUIR EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO

Hoy mas que nunca las empresas buscan lideres que tengan la habilidad de sacar lo mejor de sus equipos, manteniéndoles motivados y comprometidos con la organización. Estos equipos se caracterizan por lograr resultados sobresalientes y se definen como Equipos de Alto Desempeño.

Daniel Gil’Adi, Experto en Desarrollo Organizacional y Liderazgo, Consultor y Profesor de Unikemia comparte con nosotros las 7 claves de éxito que nos ayudaran a construirlos

1. Establecer urgencia, estándares de desempeño exigentes y dirección.  Todos los miembros de un equipo necesitan creer que el equipo tiene propósitos urgentes y valiosos, y quieren saber cuáles son las expectativas. De hecho, cuanto más urgente y significativa es la base lógica, más probable es que el equipo realice su potencial de desempeño. Los equipos trabajan mejor en un contexto desafiante. Por eso las empresas con éticas de desempeño fuertes suelen formar equipos rápidamente.

2. Seleccionar a los miembros por sus habilidades y po­tencial de habilidades, no por su personalidad. Ningún equipo tiene éxito sin las habilidades necesarias para lograr su propósito y metas de desempeño. Pero la mayoría de los equipos dilucidan las habilidades que necesitarán después de formarse. El líder sabio escogerá a las personas por sus habilidades existentes y por su potencial para mejorarlas y aprender otras nuevas.

3. Establecer algunas reglas claras de conducta. Todos los equipos eficaces desarrollan reglas de conducta al inicio para ayudarles a lograr su propósito y sus metas de desempeño. La reglas iniciales cruciales se relacionan con asistencia (“sin interrupciones para responder llamadas”), discusión (“no hay vacas sagradas”), confidencialidad (“lo único que sale de esta habitación es lo acordado”), enfoque analítico (“los datos son amigos”), orientación al producto final (“cada uno recibe una tarea y la cumple”), confron­tación constructiva (“no repartir culpas”) y, lo más impor­tante, contribuciones (“todos hacen trabajo de verdad”).

4. Establecer y ejecutar algunas tareas y metas in­mediatas orientadas al desempeño. La mayoría de los equipos eficaces monitorea su avance hacia hitos clave de desempeño. Estos hitos pueden activarse estableciendo inmediatamente algunas metas desafiantes que puedan ser alcanzadas temprano. No existe tal cosa como un equipo real sin resultados de desempeño, por lo que mientras antes se llegue al resultado, más pronto se consolida el equipo.

5. Desafiar regularmente al equipo con nuevos hechos e información. La nueva información hace que un equipo redefina y enriquezca su comprensión del desafío de desem­peño, ayudando así al equipo a configurar un propósito común, fijar metas más claras y mejorar su enfoque común. A la inversa, los equipos yerran cuando supo­nen que toda la información necesaria existe en la experien­cia colectiva y en el conocimiento de sus miembros.

6. Pasar mucho tiempo juntos. El sentido común nos dice que los miembros de un equipo deben pasar juntos mucho tiempo, programado o no, especialmente al comienzo. De hecho, la compenetración creativa y personal requiere de interacciones espontáneas y casuales, tanto como de revisar hojas de cálculo y entrevistar a clientes. Dema­siadas veces, los lideres ocupados minimizan intencionalmente el tiempo que pasan juntos. Los equipos exitosos que hemos observado se daban el tiempo para aprender a ser un equipo. Este tiempo no necesariamente debe pasarse siempre en proximidad física; las comunicaciones electrónicas o por teléfono también cuentan como tiempo en conjunto.

7. Explotar el poder del feedback positivo, el recono­cimiento y la recompensa. El reforzamiento positivo fun­ciona tanto en un contexto de equipo como en otros. Repar­tir “estrellas doradas” ayuda a configurar nuevas conductas cruciales para el desempeño de equipo. Por ejemplo, si las personas en el grupo están alertas a los esfuerzos iniciales de una persona tímida por hablar y contribuir, pueden dar el reforzamiento positivo que fomenta futuras contribu­ciones. Existen muchas formas de reconocer y premiar el desempeño de equipo más allá de la compensación directa, desde un alto ejecutivo que habla directamente al equipo sobre la urgencia de su misión hasta usar premios para re­conocer las contribuciones. Al final, sin embargo, la satisfac­ción compartida por un equipo ante su propio desempeño se convierte en la recompensa más preciada.

El próximo 27 de junio el Profesor Daniel Gil’Adi impartirá el curso online “Como crear y gestionar equipos de Alto Desempeño”, dirigido a profesionales tengan interés en desarrollar sus habilidades de liderazgo y gestión de equipos. Este curso se caracteriza por ayudar a los participantes a poner en practica los conceptos aprendidos a través de trabajos en equipo virtuales y casos de empresas.

Unikemia es una institución educativa que ofrece programas especializados en formatos flexibles e interactivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *